domingo, 28 de febrero de 2016

Ricardo de la Puente Bahamonde, el primo de Franco fusilado.

Que Franco era una asesino ya lo sabemos, que Franco mandó asesinar a su primo no es un hecho tan conocido. Pues sí su primo hermano por parte de madre: Ricardo de la Puente Bahamonde fue ejecutado por su lealtad a la República, un régimen democrático que el franquismo anquilosado en unos ideales fascistas destrozó. Sus restos yacen en la fosa común del Cementerio Municipal de la ciudad autónoma de Ceuta.

Ricardo de la Puente Bahamonde.



Muerte de Alfonso XIII

Un 28 de febrero pero de 1941, hace 75 años, fallece Alfonso XIII de España (Madrid, 17 de mayo de 1886-Roma, 28 de febrero de 1941), fue rey de España desde su nacimiento hasta la imposición de la Segunda República el 14 de abril de 1931. Asumió el poder efectivo a los 16 años de edad, el 17 de mayo de 1902. Casado con la reina consorte Victoria Eugenia de Battenberg.

Hijo póstumo de Alfonso XII y María Cristina de Habsburgo-Lorena, fue bautizado Alfonso León Fernando María Jaime Isidro Pascual Antonio de Borbón y Habsburgo-Lorena.

Para más información: https://www.facebook.com/MonarquiaEspanola

Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg en automóvil.




lunes, 8 de febrero de 2016

Lili Elbe

La película "La chica danesa" cuenta la historia de éste pintor que mediante cirugías de reasignación de sexo, logró ser lo que era, una mujer.

Einar Magnus Andreas Wagener nació el 28 de diciembre de 1882 y se convirtió en un gran paisajista bajo éste nombre. Contrajo matrimonio en 1904 con Gerda Gottlieb. En 1912 la pareja se muda a París donde Gerda dejó que Einar fuese Lili todo el tiempo, se cuenta que Gerda era lesbiana de ahí que permitiese que su marido se vistiera de mujer. A medida que pasaban los años, Einar se sumió en una depresión por la sensación, cada vez más intensa, de ser dos personas a la vez. Fue diagnosticado de esquizofrénico, pervertido, histérico o gay, incluso fue tratado con radioterapia. Tenía planeado suicidarse el 1 de mayo de 1930, pero le hablaron de un doctor que le podría ayudar a ser Lili operándole. El doctor era Hirschfeld, el cual lo sometería a las operaciones de reasignación de sexo en Berlín, a su regreso a Dinamarca el caso se hizo público y el rey Christian X anuló en octubre de 1930 su matrimonio, Gerda a su vez se fue a vivir a Marruecos con un militar italiano; Fernando Porta, quien la arruinaría, volvió a Dinamarca totalmente arruinada, donde moriría desahuciada en 1940.

Lili Elbe en 1926

Las siguientes operaciones fueron llevadas a cabo por el doctor Kurt Warnekros, de la Clínica Municipal de Mujeres, al que ella llamó "su creador, su salvador".

Lili Elbe, se convirtió en toda una pionera, en junio de 1931 tras pasar por una penectomía, se sometería a una implantación de útero, ya que quería ser madre y construirle una vagina. Meses después moriría por una infección por rechazo del útero.

5.000 civiles asesinados

El 8 de febrero de 1937 el ejercito fascista acabó con la vida de cerca de 5.000 civiles que huían de Málaga.

sábado, 6 de febrero de 2016

Tal día como hoy...

Tal día como hoy, un 6 de febrero pero de 1929, fallecía María Cristina de Habsburgo-Lorena (o Austria), o en su forma original alemana: Maria Christina Désirée Henriette Felicitas Rainiera von Habsburg-Lothringen (u Österreich), conocida popularmente como «Doña Virtudes» (Groß Seelowitz, actualmente Židlochovice, cerca de Brno, Moravia, 21 de julio de 1858 – Palacio Real de Madrid, Madrid, 6 de febrero de 1929), fue la segunda esposa del rey Alfonso XII y regente de España en nombre de su hijo menor de edad Alfonso XIII. Por nacimiento era archiduquesa de Austria y princesa de Hungría, Bohemia, Eslavonia, Croacia y Dalmacia. Por vía materna guardaba parentesco con las familias reales española y austriaca, puesto que era tataranieta de Carlos III de España y biznieta de Leopoldo II del Sacro Imperio Romano Germánico.
Hija del archiduque Carlos Fernando de Austria y de la archiduquesa Isabel Francisca de Austria, era prima segunda de los emperadores de Austria y de México: Francisco José y Maximiliano I. Fallecido Alfonso XII, ejerció la regencia durante la minoría de edad de su hijo, el rey Alfonso XIII desde 1885 hasta 1902. Durante su regencia se produjo la Guerra Hispano-Estadounidense, en la que España perdió las últimas posesiones de su imperio colonial.
María Cristina se casó con el rey Alfonso XII el 29 de noviembre de 1879 en la madrileña basílica de Atocha, convirtiéndose en su segunda esposa, tras enviudar éste de María de las Mercedes de Orleans. No congenió muy bien con el extrovertido monarca a causa de su carácter tímido y tranquilo, aunque terminó sintiendo su pérdida. Durante sus primeros años en la corte, soportó las continuas infidelidades de Alfonso XII, que desde la muerte de su anterior y amada esposa se había entregado a un frenesí sexual continuado. Sólo cuando la situación se había tornado insoportable, se recogen escenas de la reina María Cristina recriminando su conducta al esposo. Parece ser que sólo en sus últimos años de convivencia juntos, la pareja real vivió sus momentos de mayor acercamiento.
Dado que cuando falleció el soberano en 1885 se hallaba embarazada de un hijo que nacería póstumo, tuvo que asumir la regencia. Meses más tarde nació Alfonso XIII, quien se convirtió en la gran esperanza para el trono español. La reina, inexperta en los negocios de la política, se dejó asesorar por Sagasta, con quien acabaría trabando una estrecha amistad.
María Cristina se guió por la sensatez y el equilibrio en sus diecisiete años de regencia, reconociéndole los historiadores su impecable observancia de las obligaciones constitucionales. Tuvo por confesor a José Fernández Montaña, al cual le encargó la educación de Alfonso XIII como preceptor. Poco después de la muerte del rey Alfonso XII, con el objetivo de evitar los errores que dieron lugar a la crisis del reinado de Isabel II, se llegó al Pacto de El Pardo: un acuerdo suscrito por Cánovas y Sagasta, que instituyó el sistema de turnos pacíficos en el ejercicio del poder entre liberales y conservadores y consolidó la Restauración hasta finales del siglo XIX y principios del XX.
El papel de María Cristina en el sistema de gobierno fue representativo, ya que no participó en los enfrentamientos entre los partidos dinásticos, respetando el turno a la hora de llamar a los candidatos a formar gobierno, aunque se sintió más cercana a Sagasta y no puso dificultades al mantenimiento de largos períodos de gobierno del partido liberal. Se promulgaron, entre otras, la Ley de Sufragio Universal y la Ley de Asociaciones.
En sus últimos años de regencia se agravó el problema marroquí y se agudizó la conflictividad social. De esta época datan también los inicios del catalanismo político. Además, la pérdida de las dos últimas colonias hispanoamericanas y las islas Filipinas en 1898 y el comienzo de la descomposición de los dos partidos del turno al desaparecer Cánovas y Sagasta pocos años después, sumieron al país en una grave crisis, que evidenció de manera clara la inoperancia que adquirió, coincidiendo con el cambio de siglo, el régimen de la Restauración.



Su más ferviente deseo era traspasar la Corona a su hijo, deseo que vio cumplido en 1902, cuando Alfonso XIII alcanzó la mayoría de edad y fue proclamado rey de España. Desde ese momento se consagró a las obras de caridad y a su vida familiar y, a partir de 1906, al contraer matrimonio su hijo Alfonso con Victoria Eugenia de Battenberg, utilizó el título de «Reina Madre».
En 1887 había inaugurado el Casino de San Sebastián, actual sede del Ayuntamiento. Le gustó tanto la ciudad que no dudó en visitarla todos los veranos. En su memoria se dio nombre a un puente y al principal hotel de la ciudad, que además la nombró Alcaldesa Honoraria en 1926. También ordenó la construcción del Palacio de Miramar en 1888.
El 5 de febrero de 1929 asistió por última vez al Teatro de la Zarzuela con la Reina Doña Victoria y sus hijas. La Familia Real cenó como de costumbre en el Palacio Real de Madrid, a las nueve de la noche, mostrándose la Reina María Cristina muy contenta durante la cena, sin que nada hiciera presumir anormalidad alguna en su salud. A continuación de la comida, la Familia Real se trasladó al salón, donde todas las noches se celebraba una sesión de cine. La función terminó a las 12.30 de la noche, ya día 6 de febrero, y los Reyes, sus hijos y la Reina María Cristina se despidieron del Conde del Vados y demás personas de séquito, retirándose a sus habitaciones particulares. La Reina doña María Cristina, al pasar por la galería, explicó a la Reina doña Victoria un tapiz que estaba en la parte que da al camón, y allí se separaron. Tras llegar a su habitación y meterse en la cama, experimentó un fuerte dolor en el pecho, que casi le impedía respirar. Su doncella, al ver la angustia, le preguntó si deseaba llamar a Su Majestad Alfonso XIII, y la Reina Madre respondió que no. Al poco rato, la Reina sufrió otro fortísimo dolor, que la dejó privada de sentido y se desplomó pesadamente en la almohada. Fue enterrada en el Monasterio de El Escorial.
Tuvo tres hijos con Alfonso XII:
* María de las Mercedes (1880–1904), infanta de España y princesa de Asturias.
* María Teresa (1882–1912), infanta de España.
* Alfonso XIII (1886–1941), rey de España.

jueves, 4 de febrero de 2016