jueves, 8 de mayo de 2014

Algo personal

Reflexión de un desempleado:

A veces he llegado a cuestionarme el porqué de la existencia de una determinada persona, o mejor dicho de uno mismo, desde mi propio pensamiento lo he pensado ¿para qué vivo? ¿con qué fin? ¿cuál es el fin de la existencia no sólo mía, sino del resto de humanos?.

Desde pequeño he intuido que mi existencia no era una casualidad. ¿Qué pinta un tío como yo en un mundo como éste? es algo que siempre he pensado. Yo he nacido para algo más que ser un simple humano. He nacido para dejar una impronta que será recordada por generaciones futuras, mi libro es una de ellas. Me considero una persona especial, atípica y única. Podéis llamarme egocéntrico o narcisista pero es lo que pienso. Si existo es por algo, no para ser un simple mortal. De momento las cosas que me he ido proponiendo las he conseguido, tener una carrera (he demostrado a muchas personas que no soy un tirado) y me he demostrado a mí mismo lo que valgo, escribir un libro, ya os lo he dicho en varias ocasiones, y tener trabajo, de momento he trabajado un año, espero poder cotizar más a la Seguridad Social.

Las personas que me conocen, suelen llevarse una buena impresión de mi, les caigo bien. No lo hago con esa intención, soy así por naturaleza, caer bien a los demás, y dejar una huella en su persona. No sé, si por mis trastornos o no, pero lo dicho, me considero un tío peculiar, único y con una misión en ésta vida de ir más allá que meramente ser un humano más.

He de continuar por un largo camino que es la vida, para ir conociendo a gente, librando batallas, perdiendo retos, ganando otros, pero a fin de cuentas para dejar un trocito de mi en cada cosa que haga, ese creo que es el fin de mi existencia. Cuando muera, que no sea simplemente irme a otro mundo, otra dimensión, la cual creo que existe, sino ser recordado por algo más.

Lo dicho, nos vemos en la 4º dimensión.

domingo, 4 de mayo de 2014

Crimen en Rute, 1945, Córdoba.

A continuación les transcribo unas líneas muy interesantes. Los nombres de los implicados han sido omitidos para preservar la intimidad de sus descendientes o familiares si los hubiere.

1º Resultando: A) que la procesada XXXXXXXXXXX, joven de vida honesta, como consecuencia de ciertas relaciones amorosas, quedó embarazada, estado que no trató de ocultar, que adquirió pública transcendencia en la villa de Rute, donde vivía con su familia, que de ello también estaba enterada, al extremo de contribuir su madre y hermana a los gastos que tal compra de las ropas para el futuro vástago ocasionó a XXXXXXXXX; quien en la tarde del día veintiuno del mes de febrero de mil novecientos cuarenta y cinco, se vio sorprendida por el alumbramiento de un niño nacido con vida, en cuyo trance fue asistida por la otra procesada XXXXXXXXX, abuela materna suya, persona de temperamento impulsivo, carácter irascible y perversa conducta, con quien aquella convivía, la que haciéndose cargo del feto le cortó con unas tijeras el cordón umbilical, que después no ligó y oprimiéndole fuertemente el cuello produjo su muerte por sofocación, lo que no pudo impedir la parturienta, quien no se dio cuenta de lo sucedido debido al estado de postración en que se encontraba; no constando que XXXXXX realizara éste hecho con el fin de su referida nieta, ni tampoco que ésta tuviera participación en el mismo.


En cuanto pueda y me sea posible, colgaré más noticias al respecto. Éste tan sólo es una pequeña parte de la información a la que he tenido acceso. El auto, es sumamente interesante.