martes, 26 de febrero de 2013

La visita de Isabel II a Córdoba.

En 1861 el Gobierno consideró oportuno una visita de la reina doña Isabel II y de toda su familia por Andalucía. Ya que años atrás habían habido una serie de levantamientos en Loja e Iznájar.


A las 5 de la tarde del 14 de septiembre de 1862 llegó la reina a Córdoba, por dicho motivo el entonces alcalde de la ciudad Manuel Ruiz Higuero levantó un efímero arco de triunfo por la zona de Puerta Nueva. Todo fue alegría y felicidad, adecentándose las calles por donde debía pasar el cortejo regio, habilitándose el palacio episcopal para albergar a la numerosa comitiva e incluso organizándose una feria extraordinaria para festejar la presencia de doña Isabel II de España. Se pretendía dar la imagen de una ciudad esplendorosa, aunque si bien la realidad de la ciudad era bien distinta.

La monarquía Isabelina había entrado en franco declive, seis años después, el 28 de septiembree de 1868 se produce el segundo combate del puente de Alcolea. La Revolución de Septiembre de 1868 culminaría con la expulsión de la reina y la proclamación de la I República española en febrero de 1873.

En el siguiente enlace podéis encontrar incluso el itinerario de sus majestades: http://cordobapedia.wikanda.es/wiki/Visita_de_la_Reina_Isabel_II

y aquí una obra más que interesante sobre esta visita: http://books.google.es/books?ei=CjN5TPUb06SwBuT_5ZkO&ct=result&output=text&id=d94CAAAAYAAJ&dq=%22guerra+de+la+independencia%22+c%C3%B3rdoba+Moreno&q=#search_anchor


Sobre Carmen Osuna Montenegro.

En entradas anteriores os hablé de ella, era tía carnal de mi abuelo Manolo. Siempre llamó mi atención como dije, que tras la Guerra Civil (1936 - 1939) sus hijos estuvieran repartidos en casas de distintos familiares. Esto me llevó a barajar varias opciones que a continuación expongo brevemente:


Carmen Osuna Montenegro casada con José Pérez Egea, tienen 3 hijos. Carmen Pérez Osuna, Josefa Pérez Osuna y Rafael Pérez Osuna.

En 1930 D2. Calle Frailes (L1839) aparece la familia completa en el Padrón de dicho año:

  • José Pérez Egea de 32 años
  • Carmen Osuna Montenegro de 33 años
Hijos:
  • Rafael Pérez Osuna de 14 años
  • Josefa Pérez Osuna de 7 años
  • Carmen Pérez Osuna de 4 años

En 1940 D5. Calle Cáñamo (L3901) la familia no aparece, en cambio sus hijos conviven con otros familiares.

  • Josefa Pérez Osuna de 18 años
  • Antonio Pérez Osuna de 9 años 


Viven con la familia de su tía materna: Joaquina Osuna Montenegro.

En 1940 (L3899) Carmen Pérez Osuna de 14 años de edad, vive con su tía materna Jacinta Osuna Montenegro y su hija Juana Barranco Osuna de 19 años de edad.



¿Qué sucedió con la familia de Carmen Osuna Montenegro entre 1930 y 1940?

Bien sencillo, Carmen al igual que cientos de miles es españoles muere durante la Guerra Civil, el día 8 de abril de 1937 en el Hospital de Agudos a consecuencia de tuberculosis pulmonar, al igual que su hija Josefa Pérez Osuna años más tarde. Dejando tres hijos menores de edad: Carmen, Josefa, Antonio. ¿Y Rafael?

De estado viuda, por lo sabemos que su marido José Pérez Egea, estuvo vivo hasta 1937 hasta el presente no he podido hallar partida de defunción alguna, temiéndome en este caso lo peor.

Hasta la fecha, ha sido una de las certificaciones de Defunción más difíciles de conseguir, junto con la de mi tatarabuelo Nicolás.

domingo, 24 de febrero de 2013

El Monte de Piedad


Hoy vamos a hablar del antaño conocido como Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba.

El texto que más abajo se reproduce procede íntegramente de la obra "El Libro de Oro de Córdoba editado por Diario Córdoba en 1999", así como de Cordobapedia.

El 1 de septiembre de 1864, bajo la presidencia del gobernador civil de la provincia, don Manuel Ruiz Higuero y con asistencia del Cabildo de la Catedral, miembros del Ayuntamiento, Comunidad de Curas y otras personalidades, se inaugura el Monte de Piedad. En este acto, el Canónigo Penitenciario, don José Benítez Madrid, señala que la nueva entidad nace con la intención de trabajar  "... en pro de las clases menos favorecidas de la sociedad..." para tratar de "remediar la suerte del pobre..." y para " ...extinguir el cáncer de la usura"
La nueva institució nacía  gracias a la herencia de don José Medina y al celo de su primera Junta de Patronos  que estaba presidida por el Deán don Juan Gutiérrez Correa. El Monte de Piedad estableció su sede social en la casa número 26 de la calle Pedregosa (actual Escuela Superior de Arte Dramático). 
En 1866 una fuerte crisis financiera sacude a toda España con una espectacular caída de precios, a la que se unió el aumento de parados y la consiguiente reducción del ahorro de las clases humildes, lo que acabó traduciéndose en frecuentes explosiones de malestar y rebeldía social. A partir de ese momento en que comenzó a funcionar el Monte de Piedad se pensó en la necesidad de establecer una Caja de Ahorros como "... poderoso auxiliar del Monte y remedio de la imprevisión del pobre..." . La nueva decisión de crear la nueva sección fue adoptada por la Junta de Patronos, que presidía el Deán don Francisco de Astorga, en sesión de 2 de octubre de 1878 fijándose la festividad de San Rafael de ese mismo año como fecha para su inauguración. Su primera sucursal quedó establecida en la casa núm. 58 de la calle Gutiérrez de los Ríos, aunque en marzo del año siguiente es trasladada al número 64 de la misma calle.
A partir de la incorporación de la Caja de Ahorros al Monte de Piedad, la nueva entidad consiguió situarse en unas cotas, que difícilmente podían preverse en 1864. Sin embargo, su verdadero despegue se producirá a partir de los años cincuenta del siglo XX. 
En su evolución pueden distinguirse cuatro fases:
  1. 1900 - 1930 se mantiene la misma política financiera que en el último periodo del siglo XIX, aunque aumentan las inversiones en valores públicos y en préstamos hipotecarios.
  2. 1931 - 1940 se padecen las consecuencias de la inestabilidad política y económica provocada por el establecimiento de la Segunda República, el estallido de la guerra civil.
  3. 1940 a partir de ese año se iniciará una fase expansiva lo que determinará en 1944 que el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba amplíe su zona de actuación a la provincia de Jaén. Siendo a partir de 1955 cuando la entidad llegue con sus sucursales a la mayoría de los pueblos de Córdoba y Jaén.
  4. 1980 - 1994, En junio del año 1994 se conoce el principio de acuerdo llegado entre los presidentes del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba Miguel Castillejo y Alfonso Castilla de la Caja Provincial de Ahorros de Córdoba para llevar a buen puerto la fusión de ambas entidades que lograrían convertir a la nueva entidad bancaria en la segunda de Andalucía con 475.000 millones de pesetas con 1.700 trabajadores. Era el nacimiento de Cajasur (procedente de Cordobapedia)


Aunque un poco simple la exposición, nos permite hacernos una idea del origen y evolución de tal singular institución, hoy ya desaparecida como tal. Aquí artículo de Diario Córdoba podéis obtener más información.

Por último si queréis ver unas imágenes de una hucha del Monte  de Piedad no dejéis de visitar el siguiente enlace: Hucha.

jueves, 21 de febrero de 2013

Una florera y una encajera

En el Padrón Municipal cualquier actividad podía constituir una profesión. Hace unos días os hablé de mi tatarabuela Benita García Fenoy, pues bien, hoy descubro que entre los múltiples oficios que ejerció se encuentra el de "Florista oficial" y una vecina el de "Vendedora de encajes ambulantes". Según mi amigo Paco del blog notas Cordobesas y copio textualmenete:

Florera Lucas será como florista ahora. En la calle Romero había una casa que eran floreras, son el equivalente (seguramente) de las actuales floristerías. En cuanto a encajera hacían encajes, esa labor de tejido semitransparente hecho a mano y con bordados. Acuérdate del encaje de bolillo, que era otra labor en este caso con los bolillos, como si lo hicieras con el ganchillo. Antes habían oficios muy curiosos, las puñeteras hacían puños de camisa, había una camisería en al calle Ambrosio de Morales que me acuerde y cuando pasaba las veía trabajar. Las camisas antes los cuellos y puños, se almidonaban para que quedaran duros. a los cuellos se le ponían ballenas para que no se voltearan. Era todo muy curioso. Concretando la florera comerciaba o trabajaba con flores, y la encajera con encajes,  vender o manufactura.


Benita es mi tatarabuela, Miguel Marín Garrido es el misterioso cuñado, y María Josefa la encajera.

sábado, 16 de febrero de 2013

La mili de mi bisabuelo Andrés.

Hurgando por la web de "FamilySearch" de los mormones, han digitalizado los libros del negociado de quintas de la provincia de Córdoba. Lo curioso ha sido ver como aparece mi bisabuelo que no fue dado apto para entrar a formar parte del pelotón de soldados. Abajo las imágenes.