martes, 18 de septiembre de 2012

1940, aplicación de última pena y represión.

Leyendo unos expedientes de reclusos, de la Prisión Provincial de Córdoba, concretamente del año 1940, me he encontrado con un documento realmente interesante desde el punto de vista "burocrático" y "formal" que el Régimen tenía para decir "a estos los matáis".



Se trata de una carta dirigida desde la AUDITORIA DE GUERRA DE CÓRDOBA, Juzgado Militar letra I, Juez Sr. De Verger Serrano al Sr. Director de la Prisión Provincial de esta PLAZA. 
Reservado Urgente.

En dicho documento, en el recto, se puede leer lo siguiente:

Habiendo sido designado Juez para las diligencias de ejecución de los 1 reos condenados a la última pena cuyos nombres al respaldo le relaciono, se lo comunico para los efectos de preparación de capilla y designación de sacerdotes que hayan que asistirlo teniendo presente que la ejecución  se efectuará a las 5.30 del día corriente.
Dios Guarda a V. Muchos años.
Córdoba a 3 de junio de 1940.
El Juez Militar.
Fdo.
En el vuelto, encontramos la lista con los 17 reclusos que serían asesinados, excepto uno de ellos que había fallecido antes de aplicar esta misiva.

RESPALDO QUE SE CITA:
TOMAS MARTÍNEZ BARBERO (a mano) = Fallecido
DANIEL ARÉVALO LEÓN
IDELFONSO RUIZ SANTIAGO
ANTONIO SÁNCHEZ XXXXXX
FRANCISCO CABALLERO BUENO
JOSÉ ALCAIDE MANSO
JOSÉ CASTILLO SÁNCHEZ
FRANCISCO ÁLVAREZ IZQUIERDO
JUAN DÍAZ MARTÍNEZ
LUIS GONZALEZ NAVAJAS
VILGILIO FERRI VIDAL
RAMÓN ROMERO FERNÁNDEZ
JUAN FUENTES SÁNCHEZ
JUAN BARRAZA CASTRO
ANTONIO BENITEZ GONZALEZ
ANTONIO GARCÍA GARCÍA
ANTONIO FRANCO MUÑOZ
-------------
Lo tachado Vale " Olmo" segundo apellido.
Fdo.

Ahora bien, el Gobierno Militar por su parte expidió una carta de similares características, variando tan sólo el emisor, en este caso: Gobierno Militar de Córdoba. E.M. Sección Justicia.
El contenido de la carta en el recto, sería:
Sírvase a V. hacer entrega a la fuerzas portadora de la presente orden de los individuos relacionados al respado sentenciados a la última pena.
Dios guarde a V. muchos años. Córdoba 3 de junio de 1940. 
A mano consta lo siguiente:
Recibí los diez y seis presos relacionados en último lugar y no el primero por constar haber fallecido.
Córdoba 4 de junio de 1940.
El Teniente. 
Del listado anterior, y haciendo uso de los datos aportados por Juan Galán Ruiz de Adana, que se encuentran en el siguiente enlace Presos fallecidos de la web http://www.laguerracivilencordoba.es

  • Tomás Martínez Barbero, que consta como fallecido, era natural de Villaviciosa de Córdoba, y muere el día 3 de junio de 1940, a la edad de 20 años.
  • Daniel Arévalo León, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Villaviciosa de Córdoba. Córdoba. Cementerio Civil.
  • Idelfonso Ruiz Santiago, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Valenzuela, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Antonio Sánchez Olmo, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Espiel, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Antonio Caballero Bueno, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Rute, Córdoba. Cementerio de Ntra. Señora de la Salud.
  • José Alcaide Manso, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de La Rambla, Córdoba. Cementerio de Ntra. Señora de la Salud.
  • José Castillo Sánchez, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Sevilla. Cementerio Civil.
  • Francisco Álvarez Izquierdo, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Villafranca, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Juan Díaz Martínez, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Posadas, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Luis Gonzalez Navajas, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Posadas, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Virgilio Ferri Vidal, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Atelo de Malferit, Valenvia. Cementerio de Ntra. Señora de la Salud.
  • Ramón Romero Fernández, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Montoro, Córdoba. Cementerio de Ntra. Señora de la Salud.
  • Juan Fuentes Sánchez, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Palma del Río, Córdoba. Cementerio de Ntra. Señora de la Salud.
  • Juan Barraza Castro, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Palma del Río, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Antonio Benitez Gonzalez, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Palma del Río, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Antonio García García, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Palma del Río, Córdoba. Cementerio Civil.
  • Antonio Franco Muñoz, fusilado el día 4 de junio de 1940. Natural de Espiel, Córdoba. Cementerio Civil.
Aunque esta sea tan sólo una pequeña muestra del total de fusilados, represaliados... de la posguerra española, hay que destacar que en los núcleos rurales las detenciones fueron muy superiores a los núcleos urbanos, esto tiene que ver sobre todo por el calado "de las ideas marxistas, comunistas..." como el régimen denominaba, en estas áreas.

Junto con la hambruna y la imposibilidad de cubrir las necesidades básicas, la represión encorsetó aún más a una población, que a duras penas conseguía recuperarse de las heridas de la contienda. En el apartado anterior hemos visto como un alto porcentaje de reclusos proceden de zonas rurales, esto está íntimamente relacionado con la intensa represión llevada a cabo en zonas en las que había intensa actividad política, algunas de estas fueron Fernán Nuñez, Rute, Montilla, Montoro, Espejo, en la provincia de Córdoba. Esta procedencia, está íntimamente ligada con la elevada actividad política en el ámbito rural, organizaciones como la CNT y la UGT fueron reprimidas, sus afiliados represaliados y confinados en prisiones. La represión no sólo afectó a los reos, también a sus familias que sufrieron la más de las veces las consecuencias como mofa, burla, obligación de limpiar dependencias municipales (1).

En 1940, como se recoge en la obra Morir, matar, sobrevivir (2) ... La represión en el norte de la provincia de Córdoba fue dura, al establecerse allí un destacamento de la legión, al mando del cual estaba el comandante Salvador Bañuls, ejerciendo una gran represión hacia toda la población, apalaeando hasta dar muerte a varios jornaleros. Son varios los casos que se relatan; apaleado murió en Cardeña “Pedro Gutierrez Díaz” en octubre de 1940, en la localidad de Villanueva de Córdoba son tres los casos recogidos: “José Huertas Valverde” el 16 de octubre de 1940 le desgarraron la garganta con un embudo, “Juan Cantador” muere apaleado en la Comandancia el 26 de agosto de 1940, “Juan Fernández Moreno” le aplicaron la “Ley de Fugas” el 24 de octubre de 1940. En Santa Eufemia al padre de un huido un tal “veneno” lo maltrataron y le introdujeron aceite hirviendo en los oídos.

Como se deduce de estos casos, la represión no solo consistió en recluir a los “infractores” sino también en castigos físicos y morales. Junto a la fuerza física, una serie de leyes contribuyeron a “legalizar” la represión [...] la de Responsabilidades Políticas del 9 de febrero de 1939, la de Represión de la Masonería y el Comunismo de 1 de marzo de 1940, y la de Seguridad del Estado de 29 de marzo de 1941. Esta última ley sustituyó en muchos aspectos a la legislación penal ordinaria que el franquismo no adaptó a sus necesidades hasta 1944, a raíz de la promulgación del nuevo Código Penal. Posteriormente, el Decreto-Ley del 18 de abril de 1947 procedió a la definición y represión de los delitos de bandidaje y terrorismo a la vez que derogaba la Ley de Seguridad del Estado de 1941, restableciendo la competencia de la justicia militar para todos los delitos en ella tipificados y relativos a cualquier forma de disentimiento [...] (3) Sin embargo la represión más dura de todas como señala Rodríguez González; fue la ideológica que afectó en todos los aspectos a la vida cotidiana de los españoles, en este ámbito cabe mencionar la supresión del divorcio mediante la Ley del 26 de octubre de 1939, con la que se derogaba la Ley del divorcio y la Ley del 24 de enero de 1941, que penalizaba el aborto. Así mismo uno de los aspectos más controvertidos del régimen fue la “Ley de vagos y maleantes” que si bien no es propia del régimen, ya que se crea en 1933, como indica Iván Heredia Urzáiz (4) la principal característica de esta disposición normativa es su supervivencia tras la II República Española, ya que fue creada durante el gobierno de coalición republicano-socialista, consolidándose durante la dictadura como un instrumento de control y represión social. El objeto de esta ley durante el denominado primer franquismo no fue solo castigar a los vagabundos, proxenetas, ladrones, sino cargar duramente contra los considerados “peligrosos” prioritariamente a los homosexuales, ya que eran vistos como un peligro ante el nuevo modelo social. Como señala Fernando Olmeda […] Los homosexuales fueron calificados como «invertidos sexuales», «desviados», «degenerados» o «parásitos» que proporcionaban un espectáculo odioso y degradante, poco compatible con la moral de los vencedores. En un estado machista y donde se exaltaba la figura del «macho», los afeminados, los homosexuales comenzaron a ser señalados y pasaron a engrosar el heterogéneo grupos social de los marginados por el franquismo. Una exclusión que tuvo su traducción legal a partir de la promulgación del Código Penal del año 1944.[...] (5) Aunque la ley no establecía la homosexualidad como delito, será a comienzos de la década de los años cuarenta, cuando los jueces comenzaron a considerarla como delito, para reprimir las denominadas “desviaciones sexuales”.(6)


(1) Cuevas Tomasa. Cárcel de mujeres (1939 -1945). Barcelona, 1985.
(2) Casanova Julián et Alii. Morir, matar, sobrevivir... Barcelona, 2004. Página 275.
(3) Rodríguez González, Javier. La represión franquista y la memoria pública. Universidad de León.
(4) Heredia Urzáiz, Iván. Control y exclusión social: la ley de vagos y maleantes... Universidad de Zaragoza.
(5) Olmeda, Fernando. El látigo y la pluma. Madrid, 2005.
(6) Heredia Urzáiz, Iván. Control y exclusión social: la ley de vagos y maleantes... Universidad de Zaragoza.

5 comentarios:

  1. La pena es que todos los asesinos han muerto en su cama, y su familia tan tranquila, mientras los asesinados a lo mejor no se sabe dónde están los cuerpos. Pero las familias de los asesinos piden pasar página. Esta misma gente que seguro es de comunión diaria o misa de doce. Enhorabuena por el trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente cierto Paco, pero luego están los que critican este tipo de trabajos de investigación, diciendo que deje de remover el pasado, que eso no trae nada bueno, que el Régimen tal... En fin, para mi es todo un honor, poder dar "remover" la Historia, y lo seguiré haciendo.

    ResponderEliminar
  3. Documento excelente. Una gran tristeza se apodera de mi cuando veo, en la actualidad, los gobernantes que tenemos. Parece que los españoles han perdido la memoria histórica. Mi madre nació en Castro del Rio, pueblo no mencionado en este documento, pero sufrió ella y su familia por tener un hermano, el mayor Miguel, comunista. Mi abuela y mi madre eran Salud de nombre (la patrona del pueblo), se escondían para que nadie las nombrara por aquello de "salud camarada". A mi tio que no un militante importante lo condenaron a muerte, se la conmutaron por cadena perpetua porque mi abuela se arrastró, estuvo trabjando en el valle del los caídos de Madrid (no soporto que la gente acuda a ese lugar de turismo, a ver lo bonito que es....), le pegaron.....le pegaron mucho, los curas con el crucifijo.............salió siendo ya viejo, estaba enfermo del cuerpo y del alma...aun lo recuerdo contando como le gustaba la radio, la pirenáica, lo contaba muy bajito para que nadie le oyera......tenida miedo, no se había percatado de que en España el partido comunista ya estaba legalizado. Ese momento lo viví yo en Castro del Rio, nunca lo olvidaré, yo tenía 14 años.
    Lucas eres el mejor.

    ResponderEliminar
  4. Mª Salud tu historia si que es una historia de verdad. Cruda y real, merecedora de una entrada exclusiva por Lucas. Hace tiempo escribí una cosa de una señora de Castro Salu Mármol Doncel "La Berenjena" http://notascordobesas.blogspot.com.es/2012/05/salud-marmol-doncel-la-berenjena.html que era otro producto de esa España negra, maldita, de la que solo unos pocos quieren pasar página, los que le fue bien con los fascistas porque eran lo mismo. La familia de mi padre recaló en Castro en la posguerra y dos de sus hermanas se casaron allí, una con un componente de la familia de los "pichos" y otra con otro de la de "salmenua", Mercedes y María, ya no queda nadie allí. La familia de los primeros está en Córdoba y la de la segunda en Barcelona. Mi abuelo trabajó en la fábrica de aceite o herinas de Carbonell. Debes de tener la frente muy alta por tener ese tío y este país no pasará página hasta que la memoria de esas personas no se rehabilite. Salud si conoces algo de la familia que cito (Salúd Mármol Doncel) me gustaría saberlo.

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  5. Menudos comentarios, muy buenos. Con el permiso de Salud, me gustaría dedicar una entrada a su tío Miguel, sería fantástico. Bien es cierto lo que comenta Salud, la Memoria Histórica, es algo que se está perdiendo, y la gran culpa de ello la tienen los gobernantes que lo ven como el mero "comodín" ahora sí, ahora no...

    Paco y Mª Salud os dejo un link sobre una serie de documentales que produjo RTVE sobre Radio Pirenaica http://www.rtve.es/television/20090423/radio-pirenaica/269187.shtml

    ResponderEliminar