domingo, 26 de agosto de 2012

Jacinta Osuna Montenegro

Jacinta Osuna Montenegro, un personaje rodeado de un cierto halo de misterio. Tía carnal de mi abuelo Manolo, hermana de su madre Joaquina Osuna Montenegro, al parecer era la mayor de las hermanas.

Nacida aproximadamente en 1875, desconozco de momento la localidad del hecho pero quizás sea Cabra, localidad de Córdoba. El fallecimiento sí tengo documentación que prueba que ocurrió en Córdoba, ya que el deceso aparece recogido en el Padrón Municipal de ídem, y fue localizada dicha Partida de Defunción en el Registro Civil de Córdoba y más abajo podéis ver.

El día 30 de noviembre de 1952 muere en su domicilio C/ Cáñamo nº 23. La causa de la muerte: edema agudo de pulmón, a la edad de 71 años. Según testimonio, estaba ciega en sus últimos años de vida, no sé si por enfermedad común o por accidente.

Partida de defunción de Jacinta Osuna Montenegro, 1952.

Si por algo me llama la atención esta señora, es por su ajetreada vida. Comenzó a tener descendencia a muy temprana edad, sí atendemos a la edad de defunción (71 años) en 1952 en 1899 tendría 19 años de edad, por tanto menor de edad en la época. Ese mismo año, sus padres y hermanas vivían en Córdoba,
concretamente en la calle Cáñano nº 23, además para confirmar que no estaba con ellos, ese año, en 1899 nace su hermana pequeña Manuela Osuna Montenegro. Los padres, Andrés Osuna Nieto de 40 años, y Francisca Montenegro Domínguez de 37, él natural de Cabra, ella de Lucena.

Pues bien, en 1899 se tiene constancia del que podemos afirmar se trata del primer alumbramiento de Jacinta, el resto tendrían lugar en Córdoba, el primero se produjo en la localidad de Socuéllamos en Ciudad Real. No sé sabe que hacía aparentemente sola en Ciudad Real posiblemente con el padre de su hija... Sus padres, en 1892 estaban de paso por Villafranca de los Barros, Badajoz, lugar donde nació mi bisabuela Joaquina Osuna Montenegro, figurando sus padres como "pobres ambulantes" en la Partida de Nacimiento de esta última.

Mantuvo una relación con Antonio Barranco Granados, con el que nunca contrajo matrimonio, él muere en 1922 en Córdoba, quedando ella con dos hijos menores a su cargo, José que moriría en 1951 y Juana en 2010.

Partida de Defunción de Antonio Barranco Granados, 1922.


Es conocido por todos nosotros, que la mortalidad infantil durante la primera mitad del siglo XX era muy elevada, debido principalmente a la carencia de infraestructuras higiénicas en las que dar a luz, higiene efectiva en los enseres del bebé, carencia de agua corriente en la inmensa mayoría de las casas, mala conservación de los alimentos... entre otras razones, pues bien a Jacinta, parece que todos estos factores le afectaron notablemente, sólo dos de los siete nacidos, llegaron a edad adulta, el resto fallecieron a muy temprana edad, incluso dos muertes con días de diferencia en el mismo año. A continuación vemos este dato en detalle:

12 - 02 - 1901. Josefa Osuna Montenegro, de 2 años de edad, bronquitis.
26 - 11 - 1907. Francisco Barranco Osuna, de 5 años de edad, pericarditis.
04 - 03 - 1912. Rafaela Barranco Osuna, de 10 días de edad, bronquitis aguda.
01 - 09 - 1917. Antonio Barranco Osuna, de 16 meses de edad, viruela.
24 - 08 - 1917. María Dolores Barranco Osuna, de 4 años de edad, viruela.

Como se puede apreciar, en 1917 con tan sólo una semana de diferencia fallecen dos hijos, esto nos puede hacer una idea de las condiciones de salubridad en que esta señora vivía con sus hijos, no sólo eso sino por el continuo contacto con elementos infectados. Según deduzco, la viruela afectaba especialmente a los más pequeños, pues Jacinta tenía otro hijo nacido en 1909 que muere en edad adulta.


Partida de Defunción de María Dolores Barranco Osuna. 1917.

Partida de Defunción de Antonio Barranco Osuna, 1917.


Un extracto muy interesante al respecto de la viruela: [...] En 1899, a poco de que Behring descubriera la sueroterapia, por R. D. del 28 de octubre, que firma la Reina Regente Doña María Cristina y D. Eduardo Dato como Ministro, se crea el Instituto de Sueroterapia, Vacunación y Bacteriología «Alfonso XIII», verdadera «casa mater» de la Sanidad de España y se nombra director a Ramón y Cajal. En el «Alfonso XIII», además de desarrollar las técnicas de Desinfección, se elaboraban vacunas antivariólicas y antirrábicas y sueros equinos contra la difteria y el tétanos, consiguiendo controlar la enorme mortalidad de estas enfermedades. No obstante, en 1900 todavía se contabilizaron 6.497 fallecidos por viruela. Hasta 1903 no se consiguió promulgar un Real Decreto, que se decidía por la obligatoriedad. Gracias a la tenacidad de los responsables de la Sanidad en esta época se logró alcanzar una prerradicación
en 1929 (con sólo dos fallecidos). Otras vacunas se fueron implantando paulatinamente, primero contra la fiebre tifoidea y después contra la tuberculosis (BCG). En 1943 se declara obligatoria la vacuna contra la difteria. Y la Ley de Sanidad Nacional de 1944 dedica su Base 4ª a la Lucha contra las enfermedades infecciosas. Hubo un rebrote de viruela con la guerra civil, pero se alcanzó la erradicación total en España en 1955. [...]

 Extraído de: EN EL NOMBRE DE LOS NIÑOS: LA REAL EXPEDICIÓN FILANTRÓPICA DE LA VACUNA (1803-1806) Emilio Balaguer Perigüell.

Aun hoy, desconozco los datos del nacimiento de Jacinta Osuna Montenegro, ya que el R.C que se supone alberga su Partida de Nacimiento, "no atiende peticiones de ese tipo"...

miércoles, 15 de agosto de 2012

Un familiar en el Auxilio Social

Que soy un amante de los documentos no es ninguna novedad, suelo hurgar por la red buscando información que sirva para completar mi investigación o bien que aporte nuevas ideas. Navegando por la web del diario Público, me topé con un proyecto que me era desconocido, denominado Memoria Pública, donde entre otros podemos consultar documentación relacionada con el Sumario del Juez Garzón.

http://www.publico.es/especial/memoria-publica/



En el listado de categorías (en la opción Navega por el sumario) se encuentra el apartado Auxilio Social, la cual contiene expedientes de personas que fueron acogidos en dicha institución, he encontrado la ficha de un familiar, la cual contiene la fotografía del niño y los datos relativos a su situación familiar, que difiere totalmente de la realidad pues dice que su padre se encuentra fallecido cuando no es así (pues fallece en 1966) respecto a la madre desconozco sí había fallecido en el momento del ingreso del menor en la institución.

Ficha de Antonio Marín Cordobés, Auxilio Social de Córdoba.

Este niño, era hijo de Nicolás Marín Osuna, hermano de mi abuelo Manolo. Estaba casado con Rafaela Cordobés González, sería el hijo más pequeño habido del matrimonio. Carmen (1942), Nicolás (1939), Antonio (1945), Rafaela (1938). 

En http://es.wikipedia.org/wiki/Auxilio_Social definen el Auxilio Social como: El Auxilio Social fue una organización de socorro humanitario constituida durante la Guerra Civil en la zona franquista y posteriormente englobada dentro de la Sección Femenina de la Falange Española. Fue fundada por Mercedes Sanz Bachiller, viuda de Onésimo Redondo. La organización, inicialmente respondía al nombre de Auxilio de Invierno siguiendo el modelo de otras organizaciones similares de la Alemania Nazi.

Un testimonio muy interesante lo podemos encontrar más abajo, en el "Banco de la Memoria". 


Desconozco el paradero de esta persona, si bien, creo saber donde vive un hermano suyo, pero bien por miedo a remover situaciones pasadas o por pereza no he contactado con él. El tiempo dirá, pero es algo que fluye y desemboca en el vacío más profundo...

jueves, 9 de agosto de 2012

Violencia de género, un acto cotidiano.


El concepto de Violencia de Género es relativamente reciente, definida por Organización de las Naciones Unidas como: Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada (Artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Naciones Unidas, 1994).

Si bien, en los años treinta la violencia dentro del matrimonio según deduzco de la lectura de la prensa del momento, era un hecho cotidiano que para nada dejaba de estar mal visto en la sociedad, son diversos los titulares con los que estas acciones eran publicados en la prensa: riñas, armonías matrimoniales, caricias conyugales, y excepcionalmente: malos tratos. Ya sabemos que a la mujer le ha costado que le sean reconocidos sus derechos y el lugar que hoy día ocupa en la sociedad, aún así, este tipo de acciones siguen siendo noticia día tras día tanto en la prensa escrita como en televisión.

Estos artículos aparecían recogidos en la sección “Gacetillas” donde aparecen noticias de diversa índole, en cambio hace referencia a otra provincia, lo hace en la sección “Provincias”.

Ya hice mención en entradas anteriores a la Ley de Protección de Datos, en la época obviamente no existía, vemos como en los artículos que más abajo se encuentra, podemos leer los nombres de los maltratadores y de las mujeres agredidas, hoy día resulta prácticamente imposible utilizar los datos personales en la prensa escrita.




Armonías Conyugales - Diario de Córdoba, enero 1935.

Armonías Conyugales - Diario de Córdoba, enero 1935.

Malos tratos - Diario de Córdoba, enero 1935.


Una riña - Diario de Córdoba, enero 1935

domingo, 5 de agosto de 2012

Movimiento Demográfico

Que me encanta la denominada por la historiografía "Prensa Histórica" no es ninguna novedad, puedo pasar horas y horas leyendo los periódicos de la década de los 20 y de los 30 con total tranquilidad. En estos años  ocupaba un pequeño espacio, una pequeña sección titulada: Movimiento demográfico. En ella se recogen los últimos nacimientos, matrimonios y defunciones de ambos distritos el de la Derecha y de la Izquierda, dichos datos son facilitados por el Registro Civil. A diferencia de hoy día en que la Ley de Protección de Datos no permite divulgar datos personales, y tratándose de menores menos aún, en otros tiempos sí que lo permitía la legislación, aunque no estoy seguro, creo que no existía entonces ninguna ley al respecto.




La imagen de más abajo, es del Diario Córdoba, del martes 14 de octubre de 1919. Aparece el nombre del hermano de mi abuelo, José Marín Osuna, que nació el día 9 del mismo mes y año en el Distrito de la Derecha, y cuyo asiento se produjo el día 11 de los referidos.