jueves, 5 de julio de 2012

Las Margaritas

La prensa histórica es una fuente inagotable de conocimiento, de expresión de otros tiempos que sirve para el estudio y conocimiento de la evolución urbana de la ciudad, y del ámbito social y económico.

No sólo podemos ver los cambios que ha experimentado no sólo la morfología urbana a través de las escasas fotografías, la distribución viaria, el aspecto de los edificios más populares, sino que la lectura de los artículos nos proporcionan una vuelta al pasado; la forma de expresarse, los temas sobre los que se centran, el lenguaje utilizado y la espontaneidad en muchos casos con los que se escriben los artículos.

En este caso, he escogido una publicación cordobesa llamada "Córdoba Revista Ilustrada" concretamente el número 1 de 10 de agosto de 1933, al precio de 50 céntimos. Cuya redacción se encontraba en la calle Gutiérrez de los Ríos nº 25.

El link donde podéis encontrar los pocos ejemplares con los que se cuentan es el siguiente:
http://prensahistorica.mcu.es/i18n/consulta/registro.cmd?id=7042

En el ejemplar consultado, destaca el artículo dedicado al popular barrio de "Las Margaritas" o como algunos "finos" quieren denominar "Las Moreras" para conferirle más postín y desligarlo de la fama que ha adquirido con el tiempo la zona, pero aún así son sinónimo el uno del otro.


El artículo peca de populista, no aportando ningún dato relevante para el lector actual, obviamente han transcurrido más de setenta años, pero aún así, deduzco que en su tiempo no causaría ningún impacto en los lectores.

Si bien, algunas cifras al comienzo son de interés pues nos permiten apreciar el crecimiento demográfico que ha experimentado la capital, cifrándose en 805.857 los habitantes en 2011 (fuente: INE, 2011)
           
          El crecimiento de la población.
Córdoba, sin duda ha sido una de las poblaciones que ha crecido más en menos tiempo. Buena prueba de ello es que apenas hace 20 años el censo de la vieja ciudad de los Califas no pasaba de 75.000 habitantes y hoy sobrepasa de los 110.000, y ante la importancia considerable adquirida hubo de ser convertida en Capital de primer orden.
Y al ritmo de ese crecimiento fueron surgiendo en sus aledaños pequeños núcleos de población que han ensanchado notablemente su periferia.
Al iniciar esta serie de reportajes sobre los nuevos barrios de la ciudad, queremos dedicar el primero a Las Margaritas, por ser de entre ellos el más antiguo.  


El artículo aunque no reviste de más interés que el hecho de hacer "un recorrido" por la barriada, sí recoge algunas quejas de los vecinos:


                     Ya era hora de que alguien se ocupara de nosotros.
                    ¡Esos pasos a nivel!
                     Esto carece, en absoluto de vigilancia.
                    Apenas si riegan la carretera.

Esa ha sido una cuestión que ha estado siempre en el tablero, "el abandono" que dicen haber sufrido por parte de la administración quienes han vivido allí, aún recuerdo por ejemplo "las casitas portátiles" que estuvieron en pie hasta si mal no recuerdo 1993-4 aproximadamente, año en que se inauguró el Pryca - Sierra. Dichas casas prefabricadas fueron proyectadas para una ocupación de dieciocho meses pero permanecieron más de treinta años, no sólo en las Margaritas sino también en las Palmeras.

Para muestra una fotografía del momento de su construcción en 1963 de las "Casitas" de Las Margaritas en 1963, cuando fueron visitadas por el Alcalde Antonio Guzmán Reina.
Albergues Provisionales de Las Margaritas, 1963.

De la web http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~14001578/Historia/historia.htm se ha extraído el texto que más abajo se cita:

    Estas barriadas surgieron en el año 1.963, como Unidades Vecinales de Absorción, cuando fuertes inundaciones en la ciudad dejan sin vivienda a miles de familias. Al mismo tiempo, se traen familias de procedencia rural, que vivían en chabolas de la periferia.
         
    El Instituto Nacional de la Vivienda decide la construcción urgente de tres mil albergues provisionales, para un periodo no superior a seis años, pero el derribo de las últimas casitas portátiles o albergues provisionales no se produce  hasta 1.994. En su lugar, se construyen viviendas con un diseño arquitectónico – patios – a modo de manzanas cerradas.

 Aún hoy día, aunque si bien integrada en el casco urbano de la ciudad y próxima al centro de la misma, siguen existiendo una serie de condicionantes que la mantienen igual de aislada que antaño.

2 comentarios:

  1. No sabìa lo del crecimiento tan importante de la ciudad de Còrdoba, en Màlaga tambien se construyeron estos barrios y aùn quedan algunas casas en piè.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fus, sí, el crecimiento de la ciudad de Córdoba es su rasgo más característico del siglo XX, si bien, estas barriadas que se citan en el post son fruto de la casualidad, ya que si no hubiera ocurrido las inundaciones de creo que 1963. Aún así es importante mencionar el éxodo rural de finales del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX, las zonas que más se vieron afectadas fueron: barrio de San Lorenzo y barrio de Santiago, no es por casualidad sino porque estas zonas ofrecian alquileres baratos y casas de vecinos con capacidad, además junto al barrio de Santigo se encontraba el Asilo de Mendicidad de Campo Madre de Dios alrededor del cual se fue gestando toda una nueva "urbe" por así denominarla pues la ocupación aumentó exponencialmente en las calles aledañas: Ravé, San Antón, Cáñamo, Barrio Nuevo...

      Sin embargo en los años posteriores a la Guerra Civil, nuevas zonas comenzaron a acoger al elevado contingente de población que llegaba a la ciudad procedente de otras provincias o bien del pueblo, estas zonas fueron: el Zumbacón que ya en los años precedentes a la contienda ofrecía una elevada tasa de ocupación, y la zona de expansión por excelencia fue Villarrubia, y las zonas aledañas especialmente los cortijos donde vivían cientos de familias.

      Eliminar